SUSTAINABILITY

Aran y la energía del futuro

BIODIÉSEL DE ALGAS MARINAS:

Aran no solo es sinónimo de envases de calidad para alimentos líquidos, sino que sus actividades se extienden a muchas otras áreas, incluido el desarrollo y la fabricación de envases diseñados para alta tecnología, biotecnología y biomedicina. Uno de los desarrollos más interesantes de la compañía que se integra bien con el enfoque ambiental es un envase especial para el cultivo controlado de algas marinas para producir biodiésel. Este desarrollo israelí está diseñado para producir diésel a partir de algas marinas, un combustible biológico considerado una energía del futuro. Aran proporciona las bolsas especiales para los reactores, los contenedores de cultivo de algas. Este paquete exclusivo permite la formación de una atmósfera controlada en las condiciones precisas requeridas para que las algas se desarrollen rápidamente y permitan la producción a gran escala a costos razonables, de modo que el biodiésel se vuelva comercial en los próximos años.

EL BIODIÉSEL ES UN COMBUSTIBLE IDEAL:

No es inflamable, no es tóxico, se descompone de manera rápida y biológica, el quemarlo emite una baja cantidad de dióxido de carbono, es adecuado para uso en motores diésel existentes (incluyendo calefacción doméstica) e inclusive mejora el rendimiento del motor (y es más barato que la gasolina o el diésel). El biodiésel de algas marinas es considerado particularmente valioso, debido a que constituye una solución energética ecológica que no afecta al potencial alimenticio del mundo, a diferencia del biodiésel producido a partir de aceites de maíz, soya o maní. Las algas son consideradas el fabricante de aceite más efectivo del planeta. Bajo condiciones de laboratorio es posible utilizar hasta 55% de aceite del peso del alga marina, y de acuerdo con un cálculo efectuado por el Departamento de Energía (DOE) del gobierno norteamericano, es posible producir a partir de algas marinas toda la cantidad de diésel requerido para todas las actividades humanas. Aran se enorgullese de formar parte del esfuerzo de Israel y del mundo en este importante campo.

¡EL PLÁSTICO ES MÁS VERDE QUE EL VIDRIO!

En el mundo del envasado de vino, por ejemplo, el envasado BIB es más económico y ecológico que las botellas de vidrio. A pesar de la capacidad de reciclaje del vidrio, los valores de CFP de las botellas de vino son mucho más altos que los de los paquetes de vinoflex de Aran. Esto se deriva del costoso proceso de producción de la botella de vidrio, de la gran cantidad de energía requerida para su producción, del gran peso de las botellas que hace que su transporte y el almacenamiento sean un 30% más caros que los del paquete de plástico. Conclusión: Vinoflex es más económico en materiales, más seguro de usar y se adhiere mejor a las demandas ambientales que la botella de vidrio.

LÍDERES EN EL ÍNDICE CFP

Las bolsas BIB de Aran presentan valores excepcionalmente buenos de CFP (Carbon Foot Print). Esta medida prueba la «huella de mano» que deja el producto: cuánto dióxido de carbono se libera durante la vida útil del producto, desde el momento de su producción hasta llegar al consumidor. Los productos de Aran, que dejan «rastros» muy bajos, son los más ecológicos en el mundo del BIB.

CONTRIBUYENDO A LA CAPA DE OZONO

Aran es una fábrica limpia en la que todos los procesos son amigables con el medio ambiente. Por ejemplo, el proceso de producción de laminados libera gas ozono (O3) como subproducto, lo que contribuye al engrosamiento de la capa de ozono. En Aran, el gas se libera gradualmente a la atmósfera para ayudar a proteger el planeta.

APOSTANDO POR EL RECICLAJE

La mayor parte del desperdicio del proceso de producción en la fábrica se envía para su reciclaje a una empresa que se ocupa de los desechos plásticos, usándolos para producir otros productos plásticos. El resultado: un uso de casi el 100% de las materias primas y una contaminación mínima.

CULTURA INTERNA VERDE

Aran defiende la visión de «una oficina sin papel». Imprimimos lo menos posible, conservamos energía y reciclamos residuos. En resumen, pensamos en verde y actuamos en verde.

Cerrar menú
×
×

Carrito