Bag-in-Box certificada ONU: la explicación completa

Rendimiento Bag-in-Box
Beneficios, Impacto en la sostenibilidad,
Criterios de certificación

¿La mejor opción para el envase flexible bag-in-box?
Está en la bolsa.

UN-Certified Bag-in-BoxEl envasado bag-in-box es un envase flexible, con un receptáculo interno y un envase externo. El envase bag-in-box certificado ONU ofrece opciones para diversas industrias cuando se transportan mercancías que requieren una certificación que cumpla con los estándares de las Naciones Unidas (ONU). Los artículos a transportar pueden variar desde alimentos, bebidas, cosméticos y químicos, que es lo que se considera en las normas de certificación de la ONU como mercancías peligrosas.

 

Las verticales típicas que dependen de la bag-in-box certificada ONU para su envasado incluyen:

• Químicos: adhesivos, agrícolas, automotrices, aceites, químicos, recubrimientos, detergentes, tintas, lubricantes, pinturas, petróleo
• Cosméticos: limpiadores, acondicionadores, cremas, líquidos, maquillajes, lociones, champús, aerosoles bronceadores
• Alimentos y bebidas: saborizantes, purés, salsas, vinagre, base de bebidas, café, lácteos, jugos, limonada, té, agua
• Médicos

 

Beneficios en rendimiento de Bag-in-Box

• Reemplaza a muchos envases rígidos: usos, significativamente menos plástico y, en promedio, cuesta notablemente menos que un contenedor rígido de capacidad similar, incluidos insertos y recipientes en forma de cubo, latas y cubos de plástico.
• Utiliza líneas de llenado manuales, semiautomáticas y totalmente automáticas para bolsas conformadas.
• Dispensa sin chorrear ni gorgotear.
• Se pliega fácilmente en una bolsa y caja prácticamente planas, lo que minimiza los requisitos de espacio de envío y almacenamiento.
• Proporciona excelente calidad y seguridad de almacenamiento contra fugas con una superior resistencia de costura.
• Se llena sin aire, eliminando la formación de espuma y salpicaduras.

 

Impacto en la sostenibilidad

A medida que los consumidores y las empresas amplían su compromiso con las prácticas sostenibles, la demanda de envases ecológicos continúa aumentando. Los envases Bag-in-box tienen muchas cualidades ambientalmente responsables.

• Bag-in-box utiliza mucho menos plástico que los contenedores rígidos: 80% menos de plástico.
• La bag-in-box generalmente se puede evacuar más completamente que los recipientes rígidos, especialmente con ingredientes viscosos. Esto tiene la ventaja de no desperdiciar el alimento, agua u otros recursos que se utilizaron para producir el producto residual.
• Disminución del desperdicio de producto durante el llenado, potencial de rotura, dispensación y vida útil.
• Bag-in-box es más liviano, ocupa menos espacio y es más fácil de transportar, ahorrando combustible (y costos). Con la bag-in-box, no hay viaje de regreso con contenedores vacíos.
• Es reciclable: aporta un 91% menos de material a los vertederos que los cubos rígidos.
• Los revestimientos de plástico contienen menos materias primas que muchas de sus contrapartes rígidas o semirrígidas.
• Elimina la limpieza interna asociada con el envase rígido alternativo, reduciendo el uso de agua, solventes de limpieza y costos.
• Los plásticos flexibles ofrecen protección avanzada. Pueden contener productos químicos de manera segura con menos materiales. También mejoran la seguridad del producto, protegiendo los productos perecederos contra contaminantes externos para una mayor vida útil.

• El consumo de energía en todas las etapas de fabricación, uso y eliminación es menor en comparación con los contenedores rígidos, lo que significa una disminución en emisiones de carbono durante la fabricación del envase, el llenado del producto, el transporte, el reciclaje, etc.
– En su producción utiliza un 20% menos de energía que los cubos rígidos.
– Las emisiones de CO2 durante el transporte se reducen en un 50% en comparación con los contenedores rígidos de la competencia.
– La forma rectangular minimiza el espacio muerto en una proporción de 3:1, permitiendo más producto por paleta.
– Maximiza la capacidad de envío: Un camión lleno de bag-in-box equivale a 10 camiones llenos de cubos rígidos.
– Según la Asociación de Envases Flexibles, los materiales flexibles producen 75% menos emisiones de carbono que la siguiente opción de envase más cercana.

 

¿Por qué las Naciones Unidas especifican regulaciones para el envasado?

Cada país puede tener su propia gestión interna acerca de envases, lo que podría generar conflictos con el tipo y la eficacia del envase, y las marcas y el etiquetado, todo lo cual puede comprometer a las personas que manipulan productos peligrosos, los usuarios finales, los productos en sí y el medio ambiente. Como tal, las Naciones Unidas han establecido estándares para la clasificación, envasado, marcado y etiquetado de mercancías peligrosas, los que cubren carreteras, ferrocarriles y mar. Estos están cuidadosamente calibrados para abarcar los estándares de los principales países y organizaciones internacionales, como los Estados Unidos y la Unión Europea. Todos los envases que se utilizarán para mercancías peligrosas, a nivel nacional e internacional, deben someterse a pruebas según estos estándares y pasar un proceso de certificación administrado por un tercero.
Es importante tener en cuenta que la ONU en realidad no certifica activamente el envase; la ONU es el organismo que ha establecido las normas reguladoras para el envasado en el transporte de mercancías peligrosas. El envasado que porta la certificación se conoce de varias maneras. Algunas referencias comunes incluyen:

  • Certificado ONU
  • Aprobado ONU
  • Especificado ONU
  • POP (orientado al rendimiento)
  • Envasado de mercancías peligrosas
  • Envasado de materiales peligrosos

El Código de Regulaciones Federales (CFR) de los Estados Unidos, «Título 49 del CFR – Transporte» detalla la ley administrativa que rige el transporte. Estas reglas cubren las regulaciones y la supervisión de la seguridad en la manipulación y transporte de materiales peligrosos, centrado en el envasado. La regulación tiene una amplia cobertura, pero cuando se aplica a un producto de usuario final, las principales preocupaciones se centran en la seguridad y la funcionalidad.

 

Estándares de certificación de la ONU

Para mantener los estándares de conformidad, previsibilidad y seguridad, los materiales que se envían a nivel nacional e internacional deben todos cumplir con los mismos estándares. Los envases certificados ONU
cumplen con todas las normas de transporte para el envasado y envío de mercancías peligrosas, aunque los envases certificados ONU se puede utilizar para todos los materiales, ya sean estos peligrosos o no. Esto es cierto ya sea que el contenido sean alimentos y bebidas, cosméticos o químicos.
La mayoría de los productos alimenticios no se consideran materiales peligrosos, pero hay excepciones. Por ejemplo, los productos en polvo a granel pueden presentar un riesgo de explosión, especialmente cuando el material es de alta resistencia eléctrica (lo que permite la acumulación de electricidad estática). Ciertos tipos de aceites comestibles pueden incendiarse si se exponen a altas temperaturas. Incluso sin la cuestión de los peligros, el cumplir con las especificaciones de la ONU puede ayudar a garantizar a los usuarios finales de productos a granel, como fabricantes de alimentos, la resistencia e integridad de un envase. La norma garantiza que las mercancías peligrosas, cuando se envían en condiciones normales de transporte, estén contenidas en forma segura.

 

The UN Packaging Code

Existe un código muy específico que identifica al envase certificado ONU, el cual se indica claramente en el exterior del envase. El código también informa cuál es el tipo y la cantidad de la mercancía peligrosa. Este es un ejemplo de una marca de la ONU en un envase certificado:

 

Hay clasificaciones de código de envase que indican los requisitos mínimos de uso del envase:
X – PG I, II, III | Y – PG II, III | Z – PG III

Los números ONU para los envases que transportan material peligroso son asignados por agencias de certificación debidamente autorizadas por las Naciones Unidas, las que aplican las pruebas descritas en el Capítulo 6.1 del Reglamento Modelo de la ONU. Las naciones individuales tienen diferentes estándares acerca de cuánto tiempo aceptarán un número ONU.
El envasado bag-in-box está clasificado como envasado combinado ONU (en oposición al envasado único ONU). El envasado bag-in-box consta de un receptáculo interior y un envasado exterior. Toda
la «unidad» es probada y certificada como una sola, aunque el símbolo de certificación se designa en el envase externo. Es importante tener en cuenta que la integridad del conjunto del envase original debe permanecer intacta para que la certificación siga siendo válida.

La responsabilidad final de la seguridad recae en el transportista. La primera regla general es seguir correctamente las instrucciones de envasado. De lo contrario, se puede comprometer la integridad de la certificación ONU y tener efectos adversos en la funcionalidad del envase. Las instrucciones de envasado también ayudarán a determinar si el envase elegido tiene alguna restricción con respecto al modo de transporte. Otro detalle vital a tener en cuenta es garantizar que los productos sean compatibles con los materiales del envase. Consecuencias tales como degradación, corrosión, permeación, fugas y lesiones personales, junto con la contaminación del medio ambiente y de los líquidos que se transportan, son posibles cuando se mezclan los productos químicos incorrectos.

 

Garantizar la seguridad en el diseño
Hay mucho en juego, por lo que se necesita mucho desarrollo y diseño para crear envases certificados ONU. Al solicitar la certificación ONU, el envase debe cumplir con la calificación de diseño. Esto incluye divulgar todos los dibujos, dimensiones, materiales, pesos, usos previstos, etc. con respecto al envase. Dadas las dimensiones de los productos, los criterios de prueba se calculan para determinar los parámetros de prueba adecuados, tales como las alturas mínimas de caída para gravedades específicas del producto y la carga mínima para apilamiento. Si un tipo de diseño aprueba la certificación, se puede considerar que envases posteriores
con las mismas especificaciones cumplen los requisitos de certificación.

El diseño y el uso finales deben incorporar los requisitos de tres agencias reguladoras:
49 CDR: Código de Regulaciones Federales del Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT) Título 49, Transporte, Partes 100-185 (la bag-in-box certificada ONU por CDF aprobó el Título 49 CFR del DOT;
Normas de envasado orientadas al rendimiento, sección 178. Este envase también está certificado bajo IDMG y las Recomendaciones de la ONU para el transporte de mercancías peligrosas.) ONU: Recomendaciones de las Naciones Unidas relativas al transporte de mercancías peligrosas -Reglamentación Modelo
IMDG: Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosas

 

Requisitos de pruebas certificadas ONU
En general, el fabricante/transportista de materiales peligrosos es responsable de transportarlos de manera segura. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los fabricantes asignarán a sus proveedores de envases a granel
la responsabilidad de realizar las pruebas requeridas para obtener una licencia ONU y un número de envío.
Para recibir su certificación ONU final, cada producto debe someterse a rigurosos criterios de prueba. Los criterios generales de prueba incluyen:
• Cuatro pruebas diseñadas para desafiar la integridad del envase en entornos y condiciones estresantes.
• Al realizar la prueba, el agua es el líquido utilizado en envases con receptáculos internos (como los contenedores bag-in-box).
• En general, se usan para cada prueba al menos tres muestras de envases idénticos (más para las pruebas de caída y Cobb).
• Todos los equipos de inspección, medición y pruebas que puedan afectar la calidad del producto son calibrados y ajustados a intervalos prescritos, o antes de su uso, y son trazables hasta el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST), utilizando el Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI) Z540 como una guía general para la certificación de calibración.
• Las pruebas son realizadas por una agencia de certificación independiente de DOT y de la ONU.

Las cuatro pruebas son:

Caída >> Apilado >> Vibración (solo para 49 CFR) >> Cobb

 

La prueba

Prueba de caída

Esta es la prueba estándar que deja caer contenedores cargados en caída libre. Los envases se dejan caer de todos los lados:
por la parte inferior, la superior, los lados largo y corto, y sobre las esquinas superior e inferior. Se realizan caídas laterales y en las esquinas para evaluar el impacto en las juntas de la caja del fabricante. Se observa cualquier
fuga o deformación (y se evalúan los riesgos potenciales). Esta prueba cumple con los estándares de la industria Sociedad Estadounidense de Prueba de Materiales (ASTM) D5276, ASTM D7790 y la
Organización Internacional de Normalización (ISO) 2248.

Los criterios de prueba de caída cubren:

• Envases que contienen líquido; ningún envase debe de tener fugas.
• No puede haber daños en el envase exterior que puedan afectar negativamente a la seguridad durante el transporte. Los recipientes interiores, el envase interno o los artículos deben permanecer completamente dentro del envase externo y no debe haber fugas de la sustancia de relleno del envase interno.
• Cualquier descarga desde un cierre es leve y cesa inmediatamente después del impacto sin más fugas.
• No se permiten rupturas en envases para materiales de Clase 1, pues permitirían el derrame de sustancias o artículos explosivos sueltos desde el envase exterior.

2) Prueba de apilamiento

El método estándar prueba la resistencia a la compresión de un contenedor bajo una carga constante. Los envases se apilan durante 24 horas y se aplica el peso de carga muerta para evaluar si, bajo el
estrés del peso, el envase puede soportar cualquier fuga o daño. Las pruebas de carga guiadas requieren una prueba adicional de «estabilidad de apilamiento». Esta prueba cumple con los estándares industriales ASTM D4577 e ISO 2234.

Los criterios de prueba de apilamiento cubren:
• No debe haber fugas de la sustancia de relleno desde el receptáculo interno o desde el envase interno.
• No puede haber deterioro que pueda afectar negativamente la seguridad del transporte o cualquier distorsión que pueda reducir la resistencia del envase, causar inestabilidad en las pilas de envases o causar a los
envases internos daños que probablemente reduzcan la seguridad en el transporte.

3) Prueba de vibración

Este es el método estándar para las pruebas de vibración de los contenedores de envío. Los envases se colocan en la plataforma de un Simulador de transporte L.A.B. 6000 durante una hora, vibrando a una frecuencia baja y fija de 4.1 Hz. Esta prueba cumple con los estándares industriales ASTM D999 e ISO 2247.

Criterios de prueba de vibración:
• Inmediatamente después del período de vibración, cada envase debe retirarse de la plataforma, girarse de costado y observarse para detectar cualquier evidencia de fuga.
• Un envase pasa la prueba de vibración si ninguno de los envases presenta ruptura o fugas.
• Ninguna muestra de prueba debe mostrar un deterioro que pueda afectar negativamente la seguridad del transporte o alguna distorsión que pueda reducir la resistencia del envase.

4) Prueba de absorción de agua de Cobb

La prueba de Cobb determina la absorción de agua del papel, cartón y cartón corrugado. Se pesan en seco cinco muestras de material de envase (5″x 5″ por pieza) y se colocan en el
aparato de Cobb. Se coloca un cilindro vertical sellado sobre el producto, el cual descansa sobre una alfombrilla de goma apoyada sobre una placa de acero. Se vierten aproximadamente 100 ml de agua en el cilindro, luego se extraen después de
30 minutos. Usando papel secante, se elimina el exceso de agua del material de prueba, que luego se pesa nuevamente mientras está húmedo. Esta prueba cumple con los estándares de la industria ISO 535.

Criterios de prueba de Cobb:
• Un aumento en la masa superior a 155 g/m2 durante los 30 minutos de la prueba representa
un nivel inaceptable de resistencia al agua.

 

Envase Bag-in-Box certificado ONU específico para CDF
La bag-in-box certificada ONU de CDF cumple con todos los requisitos ONU y está certificada por un laboratorio externo en cumplimiento de las pautas del Departamento de Transporte. Está disponible en un tamaño de 20 litros y proporciona los más altos niveles de protección para el transporte de productos peligrosos que requieren envases de clase II y III. Los requisitos de diseño de las bag-in-box certificadas ONU de CDF soportan las cuatro rigurosas pruebas de desempeño mencionadas anteriormente: caída, apilamiento, vibración y absorción de agua de Cobb.

 

Especificaciones del producto Bag-in-Box certificado ONU de CDF
• Cumple con los estándares ONU según lo certifica una agencia de certificación independiente de DOT y de ONU.
• Proporciona los niveles más altos de protección para el transporte de productos peligrosos que requieren envases de clase II y III.
• Se adhiere a los estándares y certificación de Calidad e Inocuidad de los Alimentos (SQF): SQF Nivel 2 Certificado con planes HACCP activos.
– La película cumple con las regulaciones de la FDA
– En nuestro proceso no se utilizan alérgenos.
– Cultura de inocuidad alimentaria con 30 programas vigentes de calidad e inocuidad alimentaria
• Cumple con todas las regulaciones locales, estatales y federales aplicables, incluyendo 21CFR110 (GMP).
• Posee la Tecnología de Sello Inteligente CDF1 y se fabrica en un entorno limpio, utilizando equipos de última generación y estándares de control de calidad del más alto calibre para garantizar la máxima fiabilidad.
– La Tecnología de Sello Inteligente CDF1 patentada optimiza la precisión y la consistencia usando el monitoreo de la temperatura, el tiempo y la presión de cada sello en cada revestimiento.
– Un aspecto crítico de la Tecnología de Sello Inteligente CDF es el software SCADA que permite a CDF monitorear, medir y almacenar datos en cada sello de cada bolsa que fabricamos. Este sistema nos permite verificar y validar completamente cada bolsa hecha al momento de su fabricación, o en cualquier momento posterior, al recordar cualquiera de las condiciones de la máquina que contribuyeron a la construcción del revestimiento.
– Las pruebas en proceso incluyen:
> Ensayo de tracción y alargamiento
> Prueba de ajuste hidrostático
> Prueba de fugas
> Cumplimiento dimensional
> Inspección visual al 100% para verificar el rendimiento del producto.

 

Especificaciones (continuación)
• Presenta el receptáculo interno Cheertainer®, el cual es un recipiente cerrado antes del llenado al colocar el accesorio en la posición de tapa antipolvo. Este contenedor cerrado disminuye la posibilidad de contaminación.
• Utiliza líneas de llenado manuales, semiautomáticas y totalmente automáticas para bolsas conformadas.
• Viene en tamaños de 10 y 20 litros; caja exterior de fibra de vidrio con receptáculo interior conformado.

El cumplimiento de las instrucciones del envase garantiza el cumplimiento completo y la máxima seguridad.
CDF cumple con los requisitos de ISO 9001:2008.

 

Acerca de CDF Corporation
CDF Corporation es una compañía internacional privada que se especializa en la fabricación y venta de cubos de alta calidad, tambores, contenedores a granel intermedios y revestimientos bag-in-box y envases
flexibles. CDF fabrica productos que varían en tamaño desde 2 onzas hasta 330 galones en sus instalaciones de Plymouth, Massachusetts, que están certificadas ISO. Los productos exclusivos de CDF satisfacen una variedad de mercados y aplicaciones, incluidas las industrias de alimentos y bebidas, química y cosmética.

 

Cerrar menú
×
×

Carrito